Tag Archive caos económico

Aritmética Población y Energía

Un viejo vídeo que después de sus más de 4 años publicado es más vigente que nunca.

 

Tags, , , , ,

La estafa más gigantesca de la historia al descubierto

[rating=2]

¿Qué te parecería  si por fin queda al descubierto que el dinero PUBLICO de los americanos fue a parar a los bancos centrales internacionales y a las instituciones banqueras /empresas más importantes en todo el mundo (concretamente 18 instituciones y empresas como General Electric y  Verizon Communications) A INTERÉS CERO y que después esos mismos bancos centrales e instituciones financieras PRESTAN A LOS GOBIERNOS /EMPRESAS Y PARTICULARES ESE MISMO DINERO A INTERESES DOS Y CUATRO VECES MAS DE  LO QUE A ELLOS LES COSTO?.

¡Bienvenido al mundo real de Matrix!.

Nos lo traduce Trinity en su blog

Tags, , ,

Contrato para vivir en la Tierra

Condiciones del contrato:

1. Acepto la competitividad como base de nuestro sistema, aunque soy consciente de que este funcionamiento engendra frustracion y cólera a la inmensa mayoría de los perdedores.

2. Acepto que me humillen o me exploten a condición de que se me permita humillar o explotar a otro que ocupe un lugar inferior en la pirámide social.

3. Acepto la exclusión social de los marginados, de los inadaptados y de los débiles porque considero que la carga que puede asumir la sociedad tiene sus límites.

4. Acepto remunerar a los bancos para que ellos inviertan mi dinero a su conveniencia y que no me den ningún dividendo de sus beneficios, que servirán para atracar y explotar a los países pobres, hecho que acepto implícitamente. Acepto también que me descuenten una fuerte comisión por prestarme dinero, dinero que es de otros clientes.

5. Acepto que congelemos o tiremos toneladas de comida para que la Bolsa no se derrumbe, en vez de ofrecer soluciones a los necesitados y de permitir a algunos centenares de miles de personas no morir de hambre cada año.

6. Acepto que sea ilegal poner fin a tu propia vida rápidamente. Para compensar, tolero que se haga lentamente inhalando o ingeriendo substancias tóxicas, radiaciones y nubes químicas autorizadas por los gobiernos.

7.Acepto que se haga la guerra para así hacer reinar la paz.
Acepto que en nombre de la paz, el primer gasto de los Estados sea el de defensa (¿o es ataque?).
Acepto, entonces, que los conflictos sean creados artificialmente para, entre otras cosas referentes al control de masas, deshacerse del stock de armas y alimentar así a la economía mundial.

8. Acepto la hegemonía del petróleo en nuestra economía, aunque es una energía muy costosa y contaminante, y estoy de acuerdo en impedir todo intento de sustitución si se desvelara que hemos descubierto un medio gratuíto e ilimitado de producir energía. Acepto que la energía libre sería nuestra perdición y acepto que se siga enmudeciendo e, incluso asesinando, a inventores tan peligrosos como Nikola Tesla.

9. Acepto que se condene el asesinato de otro humano, salvo que los gobiernos decreten que es un enemigo y me animen a matarlo.

10. Acepto que se divida la opinión pública creando unos partidos de derecha y izquierda que tendrán como pasatiempo la pelea entre ellos haciéndome creer que el sistema está avanzando.
Además acepto toda clase de división posible con tal de que me permitan dirigir mi cólera hacia los enemigos designados cuando se agiten sus retratos ante mis ojos. También acepto el fútbol como herramienta de control de masas para mantener controlada mi mente.

11. Acepto que el poder de moldear la opinión pública, antes ostentado por las religiones, esté hoy en manos de hombres de negocios no elegidos democráticamente que son totalmente libres de controlar los Estados, porque estoy convencido del buen uso que harán con él.

12. Acepto que la idea de la felicidad se limite a la comodidad; al amor y al sexo condicionados por principios morales y a la satisfacción de todos los deseos de consumo, porque es lo que me repite la publicidad a diario. Cuanto más infeliz sea más consumiré para ser feliz. Cumpliré mi papel contribuyendo al buen funcionamiento de nuestra economía.

13. Acepto que el valor de una persona se mida según su cuenta bancaria, que se aprecie su utilidad en función de su productividad y no de sus cualidades, y que sea excluído del sistema si no es lo suficientemente productivo o se le ocurre disidir en contra de nuestro maravilloso sistema capitalista.

14. Acepto que se recompense muy generosamente a los jugadores de fútbol para que nuestro programa oficial de control de masas siga triunfando, así como a los famosos y mucho menos a los profesores y profesionales encargados de la formación y salud de futuras generaciones.

15. Acepto que se destierre de la sociedad a las personas mayores cuya experiencia podría sernos útil, pues, como somos la civilización más evolucionada del planeta (y sin duda del universo) sabemos que la experiencia ni se comparte ni se transmite.

16. Acepto que se me presenten noticias negativas y aterradoras del mundo todos los días, para que así pueda apreciar hasta qué punto nuestra situación es normal y cuánta suerte tengo de vivir en Occidente. Sé que mantener el miedo en mi espíritu es beneficioso para mí.

17. Acepto que los industriales, militares y políticos celebren reuniones regularmente (Bilderberg entre otras) para, sin consultarnos, tomar decisiones que comprometen el porvenir de la vida… y del planeta.

18. Acepto consumir carne bovina tratada con hormonas sin que se me avise explícitamente. Acepto que el cultivo de OGMs (Organismos Genéticamente Modificados) se propague en el mundo entero, permitiendo así a las multinacionales agroalimentarias (Monsanto entre otras) patentar seres vivos, amasar enormes ganancias, y poseer y controlar a la agricultura mundial.

19. Acepto que los bancos internacionales presten dinero a los países que quieren armarse y combatir, y que así elijan cuáles harán la guerra y cuáles no. Soy consciente de que es mejor financiar a los dos bandos para estar seguros de ganar dinero y prolongar los conflictos el mayor tiempo posible con el fin de poder arrebatar por completo sus recursos si no pueden reembolsar sus préstamos previamente aceptados por la fuerza.

20. Acepto que las empresas multinacionales se abstengan de aplicar los progresos sociales de Occidente en los países desfavorecidos. Considerando que ya es una suerte para ellos que los hagan trabajar. Prefiero que se utilicen las leyes vigentes en estos países que permiten hacer trabajar a niños en condiciones inhumanas y precarias. En nombre de los derechos humanos y del cuidadano, no tenemos derecho a la injerencia.

21. Acepto que los políticos puedan ser corruptos. Además creo que es entendible debido a la presión que sufren.

22. Acepto que los laboratorios farmacéuticos e industriales agroalimentarios vendan en los países desfavorecidos productos caducados o utilicen substancias cancerígenas prohibidas en Occidente.

23. Acepto que el resto del planeta, es decir 4.000.000.000 (cuatro mil milliones) de individuos, puedan pensar de otro modo a condición de que no vengan a expresar sus creencias en nuestra casa, y menos aún a intentar explicar nuestra Historia con sus nociones filosóficas primitivas ni permitiré que me demuestren que eso funciona.

24. Acepto la idea de que existen sólo dos posibilidades en la naturaleza: ser víctima o verdugo; y si estamos dotados de una conciencia y de un lenguaje, ciertamente no es para escapar de esa dualidad, sino para justificar por qué actuamos de ese modo.

25. Acepto considerar nuestro pasado como una continuación ininterrumpida de conflictos, de conspiraciones políticas y de voluntades hegemónicas, pero sé que hoy todo esto ya no existe porque estamos en el máximo exponente de nuestra evolución, y que las reglas que rigen nuestro mundo son la búsqueda de la felicidad y de la libertad para todos los pueblos, como lo oímos sin cesar en nuestros discursos políticos y en los mass-media de control de masas.

26. Acepto sin discutir y considero como verdades todas las teorías propuestas para la explicación de los misterios de nuestros orígenes. Y acepto que la naturaleza haya podido dedicar millones de años para crear a un ser humano cuyo único pasatiempo es la destrucción de su propia especie en unos instantes.

27. Acepto la búsqueda del beneficio como fin supremo de la Humanidad y la acumulación de riqueza como realización de la vida humana.

28. Acepto la destrucción de los bosques, la casi desaparición de los peces en los ríos y en nuestros océanos. Acepto el aumento de la contaminación industrial y de la dispersión de venenos químicos y de elementos radiactivos en la Tierra.
Acepto también la utilizacion de toda clase de aditivos químicos en mi alimentación, porque estoy convencido de que si se añaden es porque son útiles para modificar a mejor mis pensamientos e inocuos para lo demás.

29. Acepto la guerra económica que actúa con rigor sobre el planeta, aunque sienta que nos lleva hacia una catástrofe sin precedentes; en el fondo sé que solo es intuición y que esto no es algo objetivo ni útil.

30. Acepto esta situación, y admito que no puedo hacer nada para cambiarla o mejorarla.

31. Acepto ser tratado como ganado porque definitivamente pienso que no valgo más.

32. ACEPTO NO PLANTEAR NINGUNA CUESTIÓN, CERRAR LOS OJOS SOBRE TODO ESTO Y NO FORMULAR NINGUNA OPOSICIÓN VERDADERA, PORQUE ESTOY DEMASIADO OCUPADO CON MI VIDA Y MIS PREOCUPACIONES.
ACEPTO, INCLUSO, DEFENDER A MUERTE ESTE CONTRATO SI ME LO ES PEDIDO.

33. ACEPTO PUES, CON TODA MI ALMA Y CONSCIENCIA, DEFINITIVAMENTE, ESTA MATRIZ QUE ME ES COLOCADA DELANTE DE MIS OJOS PARA EVITAR QUE VEA LA REALIDAD DE LAS COSAS.

Sé que la sociedad actúa por mi bien y el de todos, y por eso le doy las gracias.


Acepto el contrato … NO acepto el contrato

[http://www.youtube.com/watch?v=q3CXMENr1Gg]

Fuente: El muro de Facebook del blogger de intothewildunion

Tags, , , ,

Crisis: TV vs Internet

Voy a dejar un par de vídeos aquí. Uno desde la web de la tele y el otro desde una fuente independiente.

No quiero comentar nada pues prefiero no influir en la opinión al respecto. Sacad vuestras propias conclusiones.

Redes: Los entresijos de la crisis mundial (17/10/10)

si no funciona el vídeo de arriba le dais aquí (se abre en ventana nueva automáticamente)

Dinero Deuda, el foco del problema:

Lo dicho, sacad vuestras propias conclusiones tras ver los dos vídeos…

Tags, , , ,

El día en el que no hay nada que celebrar

Poco a poco vamos viendo como los pueblos del mundo van tomando el control y dando con valentía la espalda a los hombres de detrás de la cortina.

[http://www.youtube.com/watch?v=BkR7iAuiOiQ]

y ya puestos enlazaré este vídeo de una TV venezolana entrevistando al canciller David Choquehuaca.

Tags, , , , , , , ,

Pensamiento de A.Rogers (1931)

Todo lo que una persona recibe sin haber trabajado para obtenerlo, otra persona debió haber trabajado para ello, pero sin recibirlo.

El gobierno no puede entregar nada a alguien, si antes no se lo ha quitado a alguna otra persona.

Cuando la mitad de las personas llegan a la conclusión de que ellas no tienen que trabajar porque la otra mitad está obligada a hacerse cargo de ellas, y cuando la otra mitad se convence de que no vale la pena trabajar porque alguien les quitará lo que han logrado con su esfuerzo,  eso… mi querido amigo… es el fin de cualquier Nación.

“No se puede multiplicar la riqueza dividiéndola”.

Dr. Adrian Rogers, 1931

Tags, , ,

La carta de Oscar Molina

Paso a poner la carta de Oscar Molina que anda dando que hablar por TODO el territorio español.

—————————————————————–
 
Oscar Molina (Madrid, España) es piloto de Transporte de Línea Aérea y Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Ejerce su profesión en la compañía Iberia. Fue Director de la revista MACH 82, órgano de comunicación oficial del Sindicato de Pilotos de Líneas Aéreas. Actualmente colabora en la revista “Epoca”, es contertulio de Radio Intereconomía y escribe sobre temas aeronáuticos profesionales en la página web Aviación Digital Global
 
———————————————————————-
 
Paso fuera de mi casa y lejos de mi familia una media mensual de 360 horas (15 días completos), contribuyo al fisco con un 40% de mi salario; entre impuestos directos, indirectos, tasas obligatorias y demás gravámenes, trabajo más de la mitad del año para el Estado.

Pago un colegio a mis hijos, mientras financio un sistema de educación pública; me dejo un turrón en una póliza de sanidad privada, pero abono religiosamente mi correspondiente diezmo para que muchos puedan tener cuidados médicos.

De lo segundo no me quejo (a pesar de que nadie me lo reconozca) y de lo primero no me quejaría si no fuese porque la educación pública consiste en meter a los niños en fábricas de ignorantes donde sólo se hace hincapié en su adoctrinamiento en un conjunto de paridas sin sentido.

Muchos están peor que yo. Se levantan a las 6 de la mañana, vuelven a casa cuando sus hijos se van a la cama, conviven con la cotidiana amenaza de perder su trabajo y hacen encaje de bolillos para que el fruto de su sacrificio vital les permita llegar a fin de mes.

Y otros, de número creciente, están aún peor. Han perdido su trabajo y conservan escasas esperanzas de conseguir otro.

Todos, de alguna manera, ponemos un montón de dinero para que vosotros, que sois muchos, os alimentéis de nuestra pasta.

Porque vosotros, incompetentes ejecutivos de la nada, mediocres gobernantes de nuestro Estado central, vivís de nuestro dinero.

Sois parte un elefantiásico entramado de Ministros, Secretarios de Estado, Directores Generales, y parásitos varios que contáis con un ejército de asesores, viajáis en coche oficial y reserváis Clase Preferente en vuestros viajes privados, con mi dinero.

A cambio, resultáis totalmente incapaces de resolver nuestros problemas, no garantizáis nuestra seguridad ni dentro ni fuera de España, no nos protegéis del desempleo, ni prestáis servicio alguno.

Sólo se os ocurren normas para coartar nuestra libertad, para vigilarnos, atemorizarnos y decidir qué es bueno para nosotros.

Tomáis posesión de nuestra vida pública, privada y de nuestro dinero para complicarnos la vida, y parís normativas orientadas a seguir siendo necesarios, a no permitirnos deshaceros de vosotros.

Por si fuese poco, inventáis problemas inexistentes, enfrentáis a la sociedad reabriendo debates cerrados, legisláis para cuatro, y tenéis la jeta de pagar un sueldo a majaderas de manual sin el menor sentido el ridículo que nos hablan de “acontecimientos planetarios”. Todo con mi dinero.

Vosotros, prebostes de alguno de los diecisiete gloriosos mini-estados autonómicos, también vivís de mi pasta. Unos subidos a cuentos imposibles como la fábula de Aitor, otros mitificando a unos segadores de hace cuatrocientos años.

Los demás, a rueda de éstos, os habéis montado un chiringuito de consejerías, direcciones, subdirecciones, patronatos, embajadas y demás máquinas de gastar. Con mi dinero, claro está.

Usáis la pasta que yo gano trabajando para fomentar la insolidaridad y sembrar el odio a España; reclamáis la parte que vuestros inverosímiles derechos históricos os adjudican para poder aumentar la pléyade de vuestros deudos, para comprar votos con empleos a dedo.

Vivís en la reivindicación permanente que haga andar a una bicicleta que se caería si parara. Vosotros, garrapatas, no resistiríais el mínimo ejercicio de competencia para la obtención de un puesto de trabajo en el ámbito privado, vuestro único mérito es haber medrado en la estructura de un partido político. Y ahora, vivís de mi dinero.

¿Y qué decir de vosotros? Sabandijas de los sindicatos de clase. Liberados del trabajo, la responsabilidad y el cumplimiento del deber.

¿Cuántos sois? Sólo en Madrid, 3200; sólo en Madrid vuestro chollo nos sale a los contribuyentes por 77 millones de euros.

¿Para qué? Para que tengáis el uniforme, el mono o la bata sin estrenar. Para que viváis de una novela en la que sois los únicos personajes, porque no representáis a nadie, sin acudir a vuestro puesto de trabajo.

No tenéis afiliados, no defendéis nada, firmáis condiciones laborales de miedo para vuestros presuntos representados, cobráis un canon por los ERE´s, o lo que es lo mismo, sangráis al currito en concepto de “asesoramiento” cuando le ponen en la calle; os dedicáis a hacer política, calláis cuando miles de currantes pierden su empleo por no molestar a otros chupones de vuestra cuerda, y ejercéis la protesta asimétrica según quien gobierne.

No valéis para nada, no arregláis nada, no solucionáis nada, no defendéis a nadie, algunos habéis conseguido llevar tan lejos vuestros tejemanejes que acabáis de directivos en vuestras empresas…y vivís de mi pasta.

Y no me olvido de vosotros. Engreídos “creadores”, apoteósicos mediocres del arte presunto, vividores del mérito subvencionado y subvencionable. Vosotros también vivís de mi pasta.

Os señaláis la ceja para apoyar sin disimulo a quien os ha puesto en casa, alimentáis vuestra vida regalada de mis impuestos, y además me insultáis.

Si no voto al partido que os gusta, podéis llamarme “hijo de puta”; si no comulgo con el Gobierno que os pone el pesebre pedís que se me encierre en un cinturón sanitario; si voto a quien no os mola, me llamáis asesino… todo eso después de que este hijo de puta, asesino y carne de sanidad progre os haya dado de comer con su dinero, a cambio de que produzcáis bodrios infumables que tratan de ganar una guerra 70 años después o que sólo sirven para que alguno pueda liberarse de sus complejos, algunos sexuales.

Habéis conseguido que todo hijo de vecino sea considerado delincuente preventivo y tenga que pagaros cada vez que se compra un teléfono móvil, una impresora, un ordenador… Habéis forzado la máquina de quien tanto os debe como para permitiros reclamar el tributo a quien se bautiza, hace la comunión, se casa o baila en la plaza del pueblo; cualquier día nos sangraréis en nuestro entierro. Vosotros, bucaneros de la creación de medio pelo, no venderíais ni uno sólo de vuestros estofados en el mercado privado, no conseguiríais financiación ni para la décima parte de vuestras piltrafas.

La inmensa mayoría de los que vivís de mi contribución y de sirlarme, no seríais capaces de engañar a un inversor para que sufragase las medianías que nos colocáis. Vivís del cuento, y encima os ponéis chulos mientras me metéis la mano en la cartera.

Firmáis manifiestos para los que no tenéis la menor legitimidad ni altura moral, y os auto designáis como el “mundo de la cultura”; entregáis rosas por la Paz a los asesinos, os vestís de palestinos entre playa y casino, y no tenéis una puñetera palabra para los que cayeron muertos de un tiro en la nuca, sin poder oler esas rosas que entregabais, mientras pagaban vuestros saraos y se retrataban cada vez que compraban un CD.

Todos vivís de mi pasta y sois muchos, cada vez más. Y nosotros cada vez menos.

…………………..

Fuente| un .doc en un correo.

Tags, , , , ,

Los debunkers del sistema se tendrán que enfrentar ahora a su oráculo, la televisión.

Los debunkers del sistema se tendrán que enfrentar ahora a su oráculo, la televisión.
El debunker es un ser que defiende sus propios demonios internos abogando por lo bueno que es el sistema con todos, haciendo algunas veces de troll en comentarios de los típicos blogs de connotaciones conspiranoicas y que nos suelen jurar y perjurar, con pruebas mediante, que hechos como que el de que lo del 11S fue un atentado de bandera falsa, son tonterías y conspiranoias de cuatro locos esquizofrénicos y cosas por el estilo.

Pues ahora os toca subir el listón pues ya se puede ver en vuestro oráculo del la falsimedia. Tras cosa de un mes que hace que salió en una cadena de televisión rusa el tema de la bandera falsa del 11s, ahora también tenéis en la tele la comidilla de lo del Bilderberg y sus reuniones de tapadillo.

Vídeo del telediario de Antena 3: Este vídeo conviene bajárselo (con el download helper de Firefox es sencillo) pues es muy probable que los mismos que asistieron al hotel de Sitges, los del «Club Bilderberg», ordenen a youtube borraro con el pretexto batato de violación de derechos de reproducción y copia abogando sibilinamente en defensa de los medios de comunicación legales de de donde fueron capturados estos vídeos.

[http://www.youtube.com/watch?v=KWw91my9Ofw]

Este, también de Antena 3, contiene incluso un pequeño debate sobre lo raro que resulta que Zapatero realice de manera privada y secretista una actividad que nos concierne a todos. Tras adornar la noticia con la típica coletilla graciosa sobre lo bien que van a comer de la mano de Ferrán Adriá, se habla de un mail en circulación donde se adjunta un documento que contiene presuntamnte la agenda de actos del club. El tema es que oficialmente ni siquiera se sabe qué día participa Zapatero.

[http://www.youtube.com/watch?v=R0Rx09u5ZcE]

¿Ahora os apoyaréis los debunkers en el tema de que la tv miente para decir que todo es mentira de nuevo?. Seguramente mola darle la vuelta a la tortilla, sobre todo cuando resulta útil para mantener bien encerraditos en el interior de vuestras vísceras esos demonios que tanto pican a asomar por la consciencia, ¿verdad?.

Alex Jones en Russia Today TV: Ahora en televisión el que faltaba para tocar la «tan correcta» moral a los debunkers.

[http://www.youtube.com/watch?v=h3NdxXYWdJg]

Pero siempre que hay cal, también hay arena así que ahora pongo los dos videos grabados desde la propia manifestación de la plataforma StopSecrets hacia los miembros del Bilderberg. (lo de la arena lo decía porque no son vídeos de TV, por si las dudas lo digo)

Vídeo 1 de 2
[http://www.youtube.com/watch?v=FRfDFrXUmeo]
Vídeo 2 de 2
[http://www.youtube.com/watch?v=qzmvPNeMHf8]

Y rapidito porque las ovejitas obedientes que trabajan como empleados de los pro-illuminati de Youtube los quitarán del medio en cuanto huelan «problemas».

¿y ahora qué tal si nos comemos la pastillita roja? ¡hay suficientes para todos!

[http://www.youtube.com/watch?v=cs8GrspESsI]

Matrix es una triología realizada por sionistas para explotar el fenómeno «ponselo en las narices para ocultar que es verdad» como ocurre con muchas otras películas.

Fuente | pues un correo; me gustaría poder poner la fuente pero en su día cerraron la web y canal de youtube del videolog del autor del correo en cuestión por decir demasiadas verdades juntas y seguidas.

Anexo:

Tags, , , , , ,

El crack del 09, parte 1

Pringao contra el Listillo (y el Blanquito) Parte I

escrito por Dans

Estamos en recesión. Lo repiten, lo repiten, y seguirán repitiéndolo, hasta que algún día las noticias de despidos masivos, caídas en bolsa y quiebras vayan poco a poco disipándose.

Los bancos, al igual que los gobiernos, por fin han cesado de intentar negar la crisis para afrontar los hechos cara a cara: vamos a estar un poco jodidos por un tiempo. Va a haber más paro, menos dinero y más deudas.

Mucha gente, sin embargo, se pregunta qué ha hecho para merecer una crisis; qué ha provocado que lo hayan despedido o suspendido de su empleo. La mayoría asume que “estamos en crisis”, como si fuese lo que debería ocurrir, lo natural. Es como cuando compramos un ordenador nuevo con Windows y damos por hecho que “lo normal” es que se cuelgue de vez en cuando o que haya que llevarlo a reparar o formatear el disco duro cada cierto tiempo.

¿Pero qué es lo que provoca la crisis? Para explicarlo vamos a presentar aquí a nuestros personajes: Pringao, Listillo y Blanquito. Esto va a ser como una ópera rock, así que antes de leer tendréis que darle al play para la banda sonora, muy importante para esta historia

Pringao

Pringao tiene 24 años y vive con sus padres en su casa de Rosedale, Maryland. Pringao nunca pudo pagarse una carrera universitaria, ni una High School para hacer la enseñanza secundaria. Una vez terminó el instituto pasó por varios trabajos, como el de ayudante de mecánico en un taller de Baltimore, o de camarero en Rosedale. Hasta hace dos meses tenía un duro pero estable trabajo en una panadería cercana a su casa, pero una serie de faltas de puntualidad le hicieron perder su trabajo. Ahora está en el paro. Nos encontramos en la primavera de 2006.

Pringao tiene una novia. Al igual que Pringao, vive con sus padres, pero ella trabaja como camarera de catering en Dundalk, donde cobra una miseria, pero como vive en casa de sus padres, tampoco necesita mucho.En cualquier caso, los dos desean irse de casa de sus padres y ser por fin independientes. Ellos esperan que llegue alguna oportunidad, pero por el momento no aparece por ningún lado.

De repende un día Pringao recibe un carta a su nombre desde el Banco de Listillo, en el que tiene una cuente desde que era pequeño, y donde guardaba una mísera cantidad de dinero. En la carta se le ofrecía una hipoteca a 60 años por un interés bajísimo al mes. Pringao no era ningún pringao, leía el periódico y sabía que los precios de la vivienda en Estados Unidos estaban en alza, por lo que comprar una casa podía ser una gran inversión. Con el sueldo que ganaba su novia podrían pagar sin ningún problema la hipoteca mes a mes, y aún poder permitirse ciertos caprichos como un coche, para que luego, cuando quisieran cambiarse de casa, venderla por un precio ostensiblemente superior al que la compraron, devolver el crédito hipotecario, y tener una buena vida, independientes por fin de sus padres. Sí, definitivamente era la oportunidad que ambos estaban esperando. Dos semanas después, Idiota, el director de la sucursal 6428 del Banco de Listillo, y amigo de la familia, concede el crédito a la feliz pareja que en poco tiempo estaría viviendo en su preciosa casa.

Efectivamente un mes después, tras amueblarlo un poco y hacerlo habitable, Pringao y su novia estaban viviendo en un acogedor piso en un barrio residencial de Baltimore, una de las grandes ciudades de la costa este americana, a unos escasos 10 kilómetros de casa de sus padres. Tal y como había planeado Pringao, podían pagar sin problemas la hipoteca con lo que ganaba su novia, que había sido promocionada a maitre y trasladada al centro de Baltimore. Incluso compraron un coche. Así vivieron felices durante un año y medio.

Pero a mediados del 2007 los periódicos anunciaban un descenso muy pronunciado en el precio de la vivienda. A Pringao esto tampoco le preocupaba demasiado. Trabajaba ahora mismo en una lavandería y su novia y él no tenían problemas de dinero. Tendrían que apretarse un poco el cinturón, pero no sería un problema.

El problema llegó cuando una mañana de sábado llamó a casa Idiota, el director del banco amigo de la familia. Entonces le dijo la mla noticia: el Banco de Listillo ha subido considerablemente los tipos de interés para las hipotecas. “Ya sabes lo que está pasando con el mercado inmobiliario, hay una ligera desaceleración, pero tampoco es gran cosa, así que no te preocupes”, decía Idiota. Pero Pringao no se lo acababa de creer, así que empezó a buscar un trabajo en el que le pagaran más, porque entre su salario y el de su novia era un suplicio llegar a fin de mes.

De ahí a dos meses llegó el auténtico desastre: primero Pringao es despedido (”ya sabes, la crisis…”). Y poco después, también despiden a su novia (”ya sabes, la crisis…”). Pringao y su novia no podían pagar la hipoteca. Buscaban trabajo, pero eran incapaces: No había trabajo para ellos: no tenían estudios, ni formación profesional, ni ninguna habilidad especial. De repente se ven insolventes, desposeídos de su casa y de su coche por un doloroso embargo, y a sus 26 años, de vuelta en casa de sus padres. Estamos a finales de 2007, y los periódicos ya hablan de crisis financiera e inmobiliaria. Pringao está arruinado, insolvente y sin trabajo.

Encarar el mundo no es fácil cuando nada está funcionando
Estando en una esquina esperando viendo el tiempo pasar
¿Iré a trabajar hoy, o esperaré el tiempo oportuno?
Porque cuando veo a ese hombre del sindicato caminando por la calle
Es el hombre que decide si vivo o muero, si como o paso hambre
Entonces viene hacia mí y el sol comienza a brillar
Entonces pasa de largo y yo sé que tengo que volver a la cola
Ahora pienso en lo que decía mi madre
Siempre dijo que esto nunca funcionaría
Pero lo único que quiero es ganar algo de dinero
Y llevar algo de vino a casa
Porque no quiero que me veas nunca
Esperando en esa cola
Porque ese hombre del sindicato me asusta tanto…
Es el hombre que decide si vivo o muero, si paso hambre o como
Entonces viene hacia mí y el sol comienza a brillar
Entonces pasa de largo y yo sé que tengo que volver a la cola

Blanquito

Blanquito es uno de los 300.000 orgullosos ciudadanos de la República de Islandia. Vive en la capital con su mujer, en un precioso piso cerca de Skólavörðustígur, en Reykjavik, capital de Islandia. Tiene dos hijos y vive feliz trabajando como Ingeniero Industrial en Reykjavik Energy. Su sueldo, bastante alto, es mensualmente transferido a su cuenta del banco Glitnir, uno de los tres principales bancos de la isla. De la noche a la mañana ve como de repente todo se vuelve malo: con el dinero que hacía una semana podía comprar tres barras de pan, ahora puede comprar una. Los tres principales bancos de su pais quiebran de repente y son absorbidos por el Estado, que se ve obligado a pedir dienro al Fondo Monetario Internacional, algo que no pasaba en un país occidental desarrollado desde 1976.

En uno de estos días, por si las cosas no podían ir peor, el jefe de Blanquito le dice que le tiene que reducir el sueldo porque la compañia está pasando por ciertas dificultades. Mientras todo esto está pasando, la ministra de economía del país anuncia con sinceridad que la población islandesa, 300.000 personas que mantienen el pais con la mejor calidad de vida del mundo, la mayor riqueza per cápita y la mejor distribuida del mundo, y el país más desarrollado del mundo, tiene por delante dos años terribles.

Los periódicos e informativos islandeses explican que todo esto es culpa de una serie de hipotecas otorgadas en masa en Estados Unidos a gente insolvente, sin trabajo y sin propiedades, que con el desplome del precio de la vivienda no pudieron pagar la subida de intereses hipotecarios. Blanquito sin embargo se pregunta por qué tiene él que pagar las consecuencias de una crisis que es culpa de los americanos. Esa pregunta tiene una respuesta muy clara, y la tiene el señor Listillo.

Listillo

Listillo es millonario. Multimillonario diríamos incluso. Vive en un enorme piso de cuatro plantas en pleno centro de Nueva York y posee casas en sitios como Florida, Dubai, Escocia, una isla entera en el Caribe y una enorme colección de coches deportivos. Es el presidente y mayor accionista del Banco de Listillo, uno de las mayores entidades bancarias de los Estados Unidos. A principios del año 2006 decidió ser un poco más permisivo con la concesión de créditos hipotecarios y comenzó a aprobar préstamos a familias con muy pocos o ningún ingreso, por un interés muy bajo, logrando así que muchísima gente se endeudase y aumentar más la riqueza y los activos de su banco, y de él mismo. Listillo contaba con que la vivienda, en auge por aquel entonces, siguiera subiendo para que, en caso de insolvencia, se puedieran vender las casas a un precio mayor del que se habían comprado. Un negocio redondo vamos.

El problema llega con la caida del precio de la vivienda. Listillo se ve obligado a subir los tipos de interés de sus hipotecas una barbaridad, lo que provoca que todas esas familias sin ingresos que tenían una hipoteca con el banco dejen de pagarla. Como hemos dicho antes, el plan B ante esto era verder las propiedades a un precio mayor del que había sido compradas. Pero eso es imposible, porque el mercado inmobiliario se encuentra saturado.¿Verdad que esto parece uno de esos terribles círculos viciosos? ¡Pues no! Listillo, que se llama así por algo, al tiempo que manda sus ahorros (millones y millones de dolares) a cuentas en paraísos fiscales, inventa una cosa que se llama Titulización, es decir, meter en el mismo paquete unas pocas hipotecas buenas (las que son pagadas, cuyos titulares son gente solvente y con ingresos), y un montón de hipotecas, como las de nuestro amigo Pringao, a las que llama Sub-Prime, que es muy probable que no se paguen. Lo que pasa es que en estos paquetes las buenas hipotecas “tapan” a las malas. Esta treta inventada por listillo no se la cree nadie, pero resulta que en el mundo bancario hay agencias que se dedican a calificar los productos financieros por notas, desde AAA para los muy fiables a BBB para los nada fiables. Se supone que estos paquetes llenos de deuda iban a recibir un rating de BBB. Pero entonces ocurrió el fallo informático…

Ese error informático hizo que estos paquetes tuvieran de repente un rating AAA. Así que las agencias de rating les estaba diciendo a los bancos de todo el mundo “¡comprad los paquetes que vende el Banco de Listillo, son ultrafiables!”, cuando eran pura deuda sin respaldo y de muy poca fiabilidad. Ahí entra Blanquito, cliente del Glitnir en Islandia, un banco al que el Banco de Listillo le dice “oye, cómprame por tantos millones algunos paquetes de hipotecas, ya verás que rentabilidad te dan”. El Glitnir los compra pensando que es una inversión segura, atendiendo a su rating de AAA, pero después de comprarlos se da cuenta de que ha comprado una deuda que es muy probable que no se devuelva en su mayor parte, por lo que el banco se hunde, y tiene que ser rescatado por el Estado islandés, que no puede con los tres grandes de Islandia.

Esto ha pasado con todos los bancos del mundo, y ha causado la crisis más grave desde la gran depresión. Lo que pasa es que hay una gran diferencia con dicha crisis de los años 30: el Crack del 29 se produjo por una repentina desconfianza generalizada en la bolsa, que se subsanó inyectando dinero para volver a generar confianza. La crisis que estamos viviendo tiene una amplitud sin precedentes. Muchos expertos dicen que al lado de esta crisis, el Crack del 29 es un juego de niños.

¿De quien es la culpa de todo esto? ¿Es de Pringao, por pedir dinero que sabe que no tiene ni puede conseguir, por vivir por encima de sus capacidades, y por ser irresponsabel? ¿O de Listillo, cuya extrema codicia le hace querer más y más dinero? ¿Del hombre que espera en la cola, o del hombre poderoso?

Conozco a un hombre
es un hombre poderoso
tiene a la gente en su poder
en la palma de su mano.
Empezó en lo más bajo
y consiguió ir progresando
ahora no parará
hasta que alcance lo más alto.
Es la misma historia de siempre
es el mismo viejo sueño
es el hombre poderoso,
y todo lo que puede hacer.
Si quieres tu dinero
mejor espera en la cola
porque si no acabarás recogiendo
monedas del suelo
Le dices nombres
y el se sienta y se burla,
porque todos los demás
son unos imbéciles para él
Y tiene mi dinero
pero yo tengo fe
y hombre poderoso:
yo nunca seré tu esclavo
Es la misma historia de siempre
el mismo viejo juego
es el hombre poderoso
y me está volviendo loco
Hubo gente que trató de conquistar el mundo
Napoleón y Genghis Khan
Hitler probó y Mussolini también
El hombre poderoso no necesita luchar
El hombre poderoso no necesita armas
El hombre poderoso tiene el dinero de su parte
La verdad es que no soy rico
ni soy libre
pero tengo a mi chica
y ella me tiene a mi
Él tiene mi dinero
y mis derechos de publicación
pero yo tengo a mi chica,
y estoy bien
Y me mantiene cuerdo,
y me mantiene funcionando
Pero el hombre poderoso
tiene dinero en su cerebro
Es la misma historia de siempre
el mismo juego
es el hombre poderoso
El hombre poderoso me está volviendo loco.
…continuará.
escrito por Dans

Tags, , , ,